Anécdota


Aquí os dejo mi historia, en respuesta al reto que me ha propuesto Canallathor e ideado por el blogger Chistiancasbaker. Se trata de contar una historia importante que te haya marcado y enseñado alguna valiosa lección, acompañarla de un máximo de cinco imágenes y nominar a otros cinco compis.

Sense títol

 

Es cierto eso que dicen que las cosas nunca vienen solas, doy fe de ello.

Hace ya casi tres años que me separé, pero la auténtica pesadilla comenzó poco después. Trece días más tarde mi padre resbaló por la calle y se dio con la cabeza en un bordillo. Ingresó en el hospital consciente, pero días después, entró en estado de semiinconsciencia y lo trasladaron a UCI. Los médicos nos explicaron a mi madre y a mí que se la sangre le encharcaba el cerebro, por lo que tuvieron que operarle a vida o muerte. Recuerdo que me coloqué a su lado y le cogí de la mano, le dije que no se preocupara por mamá y por mí, que estaríamos bien y que yo cuidaría de ella; si tenía que marcharse, quería que lo hiciera en paz. Tras la operación siguió en UCI un mes, la mitad en coma inducido. Hay teorías que dicen que en ese estado el paciente escucha y yo, con mi móvil, le ponía «Paquito el chocolatero», su canción favorita. Y al final todo salió bien. Ahí fue cuando aprendí la primera lección. Aprendí a mirar a la muerte a la cara y a sostenerle la mirada: en el box de al lado había una mujer con un cáncer terminal y cuando yo no quería que mi madre me viera llora, giraba la cabeza en esa dirección y nuestros ojos se encontraban; a los pocos días ella falleció (vi a mucha gente morir en ese tiempo).

Pero no era ese el último revés que me reservaba la vida. A los pocos meses diagnosticaron a mi madre un melanoma ungular en el dedo gordo del pie. El día que me dieron los resultados estaba yo sola y me derrumbé. Llame a su doctora de cabecera y quedamos en que no le diríamos nada hasta saber algo más. Lo más duro fue que tras recibir la noticia, fui a comer a casa de mis padres, pues ella estaba esperando también los resultados. Fue durísimo cuando me preguntó por ellos y tuve que mentirle mirándole a los ojos. Al final también todo se resolvió y ahora está limpia. Y aprendí otra valiosa lección: vivir la vida al máximo y no dejar nada por hacer.

Pero a pesar de todo, de todas las cosas malas, también ha habido muchísimas cosas buenas, entre ellas el blog, vosotros. Y el balance es positivo… soy feliz. Porque la felicidad no es un estado de ánimo ni una vida perfecta, es una decisión, una actitud, una manera de mirar la vida.

Buenooo… Después de tanto rollo nomino a:

https://lucesysombrasopinion.com/

https://juniorprimero.wordpress.com/

https://elblogdeursulina.wordpress.com/

https://unatardedeabril675010824.wordpress.com/

https://jmvanjav.wordpress.com/

57 respuestas a “Anécdota

  1. Las adversidades, además de ser las que nos hacen ver y sentir la crudeza de la vida, sriven para hacernos fuertes, para crecer como personas, para que aprendamos a valorar lo que tenemos y que la vida hay que afrontarla como venga, pero eso sí: agarrámdola por los cuernos, como si fuera un toto de lidia.

    Gracias por compartir algo tan emotivo como íntimo e interesante.

    Saludos

    Le gusta a 2 personas

  2. Ostras que relato tan auténtico, querida…lleno de fuerza coraje y determinación, estamos en manos del destino, a veces hay que mirarlo a los ojos, sin miedo, tu lo hiciste con valentía, un abrazo muy fuerte, cielo ♥️

    Le gusta a 3 personas

    1. Ay ay Broker heart… Qué si no te nomino, porque no te nomino; que si te nomino también… A ver si nos aclaramos 😂😂😜😜😘😘😘

      Me gusta

  3. Me encanto tu historia y las ultimas palabras: «Soy feliz. Porque la felicidad no es un estado de ánimo ni una vida perfecta, es una decisión, una actitud, una manera de mirar la vida». Tomo nota.

    Le gusta a 1 persona

    1. De nada … 💜
      Olvidé decirte que vi mi nominación en tu blog sobre el reto, y que lo acepto.
      No he participado en nominaciones tipo cuestionarios con preguntas sobre uno mismo/a … pero el reto lo veo de otra forma y diré, además, que me parece una excelente idea.
      Lo haré en cuanto pueda Mab.
      Gracias!

      Le gusta a 1 persona

  4. Muy hermosa tu anécdota, hay que ser una persona demasiado fuerte y con una inteligencia emocional de otro mundo para enfrentar esas situaciones. Me alegro mucho de que todo haya resultado de la mejor manera. Supongo que todo cambia en el momento en que decidimos dejar de preguntarnos «¿por qué a mi?» y nos preguntamos «¿qué me intenta enseñar la vida?».

    Le gusta a 1 persona

  5. Cada situación nos hace más fuerte, la verdad es que uno tiene que sobreponerse, la vida se sostiene siempre sobre hilos muy frágiles. Eres muy valiente y me da gusto saber que siempre sonríes. Saludos no te canses de ser feliz.

    Le gusta a 1 persona

  6. Además de haberme encantado, tu relato me ha servido para conocer un poco mejor a una escritora-tejedora que desde que la sigo en su blog, tuve la sensación de que escribía con la facilidad, el gusto y la calidad de una persona mucho mayor.
    Pero hay experiencias que te obligan a madurar, o a rendirse y sucumbir. Ese aprendizaje es tan vital como personal. Enhorabuena por tu fuerza y tu aprendizaje. Has obtenido «Sobresaliente cum laude»

    Le gusta a 1 persona

  7. Siempre la vida nos pone a prueba y me alegra saber que has sabido afrontarlas tan bien, y lo que es aún mejor has aprendido algo de cada batalla.
    PD: Vi la nominación así que compartiré mi historia a más tardar mañana. Besos

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s