Soñar contigo ©by mabm


499dc1ab1e6d6db9a4240ea78460e6ab
Imagen de Pinterest

He vuelto a soñar contigo… y no sé por qué. He soñado que reíamos, amábamos… que me estrechabas fuerte entre tus brazos… que bromeábamos… Y un denominador común: ese brillo que caracteriza unos ojos llenitos de amor.

Y ¿sabes qué?… Fue bonito mientras duró. Y triste al despertar y no sé muy bien si fue porque aquello terminaba o porque no haya sido real.

Y es que anoche volví a soñar contigo… y no sé por qué (has sobrepasado el cupo de veces que te he soñado y de verdad que no entiendo por qué). Tal vez porque te quiero y aún no lo sepa, o quizás porque algo dentro de mí sabe que me quieres pero aún no me lo has dicho.

Noviembre 2019

30 respuestas a “Soñar contigo ©by mabm

    1. Dale vida a los sueños – Mario Benedetti

      Dale vida a los sueños que alimentan el alma,
      no los confundas nunca con realidades vanas.
      Y aunque tu mente sienta necesidad, humana,
      de conseguir las metas y de escalar montañas,
      nunca rompas tus sueños, porque matas el alma.

      Dale vida a tus sueños aunque te llamen loco,
      no los dejes que mueran de hastío, poco a poco,
      no les rompas las alas, que son de fantasía,
      y déjalos que vuelen contigo en compañía.

      Dale vida a tus sueños y, con ellos volando,
      tocarás las estrellas y el viento, susurrando,
      te contará secretos que para ti ha guardado
      y sentirás el cuerpo con caricias, bañado,
      del alma que despierta para estar a tu lado.

      Dale vida a los sueños que tienes escondidos,
      descubrirás que puedes vivir estos momentos
      con los ojos abiertos y los miedos dormidos,
      con los ojos cerrados y los sueños despiertos.

      Me gusta

  1. Este es el más razonado de tus escritos de la sin razón del amor. Recuerda que el “corazón tiene razones que la propia razón desconoce”.
    Aquí tu escrito al final revela el por qué de el tejer de palabras que pueden ser y no son, o que son pero no pueden ser:
    “Tal vez porque te quiero y aún no lo sepa, o quizás porque algo dentro de mí sabe que me quieres pero aún no me lo has dicho.”
    siéntate con él y desnuden el alma y su corazón. Si es, será… si no, ya lo entenderás y otro será. No te cierres. Deja la puerta del corazón abierta y bota la llave que pueda cerrarlo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s