Las palomas ya no tienen miedo ©by mabm


            Imagen de Pinterest

 

Recuerdo cuando era pequeña y espantaba a las palomas que pululaban tranquilas por el parque y salían al vuelvo despavoridas, literalmente hablando, cuando me acercaba corriendo a ellas. Aunque otras veces, eran ellas quienes me asustaban a mi al echarse todas encima porque se me había caído la bolsa de alpiste que me compraba mi abuelo para darles de comer; entonces terminaba llorando.

Cuarenta años después… Sábado gris, una tarde del mes de diciembre. Alguien camina por un paseo que bordea el mar. Casi desierto. En los márgenes se alternan arbustos bajos con algún que otro (re)torcido ciprés. Algunas palomas buscan algo que comer entre la hojarasca. Bicicletas, runners, una pareja con su bebé… se le cruzan de vez en cuando. Un perro sacando a pasear a su amo divisa a las palomos a un costado y se enzarza de repente  con ellas, el dueño tira de él y evita el fatal desenlace. Pero estas ni se han inmutado. Las palomas ya no tienen miedo.

Sábado gris, una tarde del mes de diciembre. Una chica camina por el paseo del lado opuesto, el que bordea la carretera. Casi desierto. En los márgenes también se alternan arbustos bajos con con algún que otro triste ciprés. Alguna desubicada paloma busca algo que comer entre la hojarasca. Bicicletas, runners, una pareja con su bebé y algún perro sacando a pasear a su amo se le cruzan muy de vez en cuando. Una furgoneta se le detiene al lado y la invita a subir. Ella no responde y acelera el paso. Los de dentro comienzan a increparla. Ella siente miedo.

Diciembre 2019

35 respuestas a “Las palomas ya no tienen miedo ©by mabm

  1. e gustan estas causas que revelan cuánta vida tiene su propio ritmo, aunque los humanos queremos acelerarlo cada vez más … Parafraseando a un cantante brasileño Zé Geraldo (no sé si lo conoce), todo esto está sucediendo y yo aquí en plaza dando maíz a las palomas. Si te interesa, te dejo el siguiente enlace.

    Le gusta a 1 persona

  2. Me ha parecido muy logrado. La repetición de “Sábado gris, una tarde del mes de diciembre (…)” remarca que algunas cosas no han cambiado. Las palomas sin miedo y esa chica en peligro. Una imagen en espejo, poderosa. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder a Rubén Garcia García - Sendero Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s