Carta a mis padres (2) ©by mabm


¡Hola mamá!

En nada hará un año que te fuiste y parece que fue ayer cuando te sostenía de la mano mientras partías. En aquel instante me hubiera gustado poder decirte que lucharas, que no te fueras… que no me dejaras, pero no podía, debía dejarte ir. “Te quiero”, “te quiero mucho” pude decirte entre sollozos y tú, con un hilito de voz, me contestaste “jo també a tu”.

Es como si el maldito tiempo se hubiese detenido justo en ese instante en que dejaste de respirar. Y… pocos días después, se fue también papa a buscarte; me gusta imaginaros cruzando al otro lado cogidos de la mano.

Me gustaría deciros que no os preocupéis, que el peque y yo estamos bien, aunque os echamos de menos, muchísimo de menos. Nunca imaginé que echar de menos doliera tanto. Y es por eso que os escribo esta carta, porque todavía no soy capaz de hablaros en voz alta sin echarme a llorar.

A principios de marzo, el mes de tu cumpleaños mami, el dieciséis, no me olvido, nos mudaremos a vuestra casa. No soy capaz de llamarla “mi casa”, siempre será la “casa de mis padres” o “ca los padrins”; pero no importa, de hecho, creo que es un bonito homenaje a vosotros. Le he lavado la cara y ha quedado muy bonita. Me encantaría que pudierais verla, aunque estoy segura que a veces, cuando estoy allí, venís a verme. Y… ¿sabéis qué?, no tengo miedo.

Bueno… no me alargo más si no quiero que mis lagrimas emborronen mis palabras.

El niño y yo os queremos mucho.

Febrero 2020

31 respuestas a “Carta a mis padres (2) ©by mabm

  1. Mabm, ja ho saps.., total empatía amb tu, vaig passar pel mateix i ara hi tinc les meves filles vivint-hi i tornant a donar vida a unes cases (la dels meus pares i la dels pares del meu company) que dia a dia recuperen la alegría.

    Le gusta a 1 persona

  2. Ese vació no lo va al llenar nadie y está tan reciente. cachis.
    La mía marchó un funesto 1 de Noviembre (como para olvidar la fecha), de ello hace cuatro años y la recordaré hasta el momento que me toque partir también a mí.
    Bellas palabras, no obstante. Pero ninguna puede aliviar ese dolor, has de pasar el duelo, la tristeza de su ausencia y recordar cómo era, no puedo decir más que: disfruta cada instante con los tuyos, con tu núcleo afectivo y pasa el duelo como buenamente puedas.
    No quiero extenderme más porque me emociono.

    Un fuerte abrazo.

    ángel

    Me gusta

  3. Una carta preciosa, hasta ahora había tenido la oportunidad de leer tus originales microcuentos, pero esta carta me ha dejado sin palabras y con lágrimas. Vamos, que os deseo lo mejor en vuestro nuevo hogar…reencuentro. Un abrazo🤗

    Me gusta

  4. Me he emocionado mucho con esta bonita carta que has escrito María Antonia.
    Se me han caído las lágrimas, no he podido evitarlo.
    Seguro que te han escuchado y que escuchan la voz de tu corazón.
    Estarán felices allí donde estén viendo que vais a habitar su casa que seguro tan bonita la has dejado.
    Mucho ánimo preciosa, sé que por mucho que te diga nadie te va a quitar tu dolor.
    Un beso muy grande.

    Me gusta

  5. Muy conmovedora carta, hace un año también partió mi padre y tres mi madre, momentos que uno no quisiera que llegaran, pero deben de llegar y aprender a vivir sin ellos es lo más difícil pero necesario. saludos !

    Me gusta

  6. “Y el alma?
    El alma anda en el recuerdo
    que se abraza!
    Ana María Robledo/Colombiana

    La perdida de nuestros padres no es algo que se pueda asimilar tan fácilmente en el tiempo. Si bien es cierto que los hijos somos “ángeles” que presta el Señor a los padres para que se los cuidemos y saco de ellos lo mejor que tienen escondido muy adentro y que muchas veces se nos hace difícil manifestarlo, no es menos cierto que el tiempo de ese préstamos no está en nuestras manos, si no en la mano de Dios. Debes estar consciente, y sin derecho a dudas, que tus padres, en especial tu madre, te dieron todo su cariño y amor desinteresado; todo lo posible que harían por sus hijos.
    Ellos descansan en paz en las manos del señor que los guía en sus nuevas tareas celestiales, al igual que lo hicieron contigo en sus tareas terrenales.
    Está ahora con los que nos antecedieron en este camino (mi padre y mi madre por ejemplo y todos los que nos han antecedido y que recordamos con cariño como debe ser).
    La muerte es una etapa en nuestro transcurrir por los caminos De Dios y no debe verse como algo triste. Claro que nos duele profundamente y no encontramos resignación, pero la misma está en nosotros mismos. Recordando la alegría que nos dieron.
    Simplemente ellos nos precedieron en este caminar, pero te aseguro partieron orgullosos de sus hijos y el amor que se les dió. Ellos están allí y por eso es que los sientes.
    Antonio Mola

    Le gusta a 2 personas

  7. Buenos días, ¡Qué bonito! Tus padres jamás morirán mientras sigas amándolos y recordándolos. El duelo tiene su tiempo y el vacío inicial que sientes en tu vida se va llenando con los bonitos recuerdos de la convivencia que tuvísteis. Jamás se olvidan y mientras estén en tu mente y corazón jamás morirán. Yo no paso un sólo día sin acordarme de mis padres y ya hace mucho que no están conmigo físicamente. Un beso y que tengas buen día ¡Ah! y disfruta todo lo que puedas con tu niño que crecen muy rápido

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s