Hubo un tiempo en que… ©by mabm


Imagen de Pinterest

 

Hubo un tiempo en que… creímos que el mundo era nuestro, que podíamos merendárnoslo. Pero la confianza da asco y empezamos a infravalorarlo, descuidarlo… herirlo.

Hubo un tiempo en que… nos creímos invencibles. Jugábamos a ser dios y la piel a la ruleta rusa de la vida.

Hubo un tiempo, no sé cuando… en que nos torcimos. Hicimos del dicho «viva yo caliente ríase la gente« nuestro credo. Nos volvimos ciegos, sordos, mudos… indiferentes. Aprendimos a mirar pa otro lado e hicimos de nuestra capa un sayo.

Hubo un tiempo en que… quisimos ir por delante del reloj, presionando a la vida con el dedo índice para que fuera más deprisa.

Pero llega un día en que, bromeando acerca de lo que se avecina, vemos que la cosa va en serio, que no somos tan fuertes. Nos damos cuenta de la vulnerabilidad de nuestra frágil (in)humanidad. Aprendemos (a las malas) lo insignificantes que somos y que el tamaño es relativo: un imperceptible bichito invisible al ojo humano con ínfulas de grandeza nos parte la vida por la mitad. Y frenamos en seco, obligados a ir más despacio, a tomarnos la vida con calma. Y entonces las cosas empiezan a cambiar, el mundo empieza a sanar y nos volvemos más humanos. Tenemos tiempo para pensar y ver más allá de nuestro ombligo. Nos ponernos en la piel del otro. Empezamos a valorar a quienes ahora no tenemos cerca y anhelamos otro beso suyo, otro abrazo, otro trago en buena compañía. Cruzamos unas palabras con personas que siempre han estado ahí y en las que ni habíamos reparado, naciendo grandes amistades.

Y sobretodo, no nos rendimos porque sabemos que cuando toda esta mierda pase, amaremos, besaremos, abrazaremos… de nuevo y nos habremos convertido en mejores personas. Pero… ¿cuánto tiempo durará?, ¿cuánto tardaremos en volver a corrompernos?,¿qué habrá de venir para humanizarnos otra vez?

Marzo 2020

31 respuestas a “Hubo un tiempo en que… ©by mabm

  1. «un imperceptible bichito invisible al ojo humano con ínfulas de grandeza nos parte la vida por la mitad»…😱

    La vida se va en un soplo, o hoy en día por falta de aire.Nuestros pulmones colapsan en el constante latir de la vida. Un bichito, como lo llaman, simplemente ha puesto patas para arriba a el mundo, a la raza humana que de repente cree en Dios y busca desesperadamente en el su salvación… la que no parece llegar y no por él, si no por la disciplina del terrícola. Quédense en casa… pero no me quedo. Quienes son ellos para encerrarme. No soy delincuente ni criminal… pero si lo eres si no respetas la vida de los demás ciudadanos del mundo… que poco a poco estamos acabando. Con el tic tac del tiempo nos estamos muriendo desde antes de este virus… pero ahora pusimos el tiempo en receso. Dejamos de aterrorizar a la naturaleza y ella simplemente responde con su sorprendente sanación… nacen nuevos héroes: médicos, enfermeras, policías, bomberos; ciudadanos comunes anteriormente.
    Por eso digo en mi poesía: Hoy después de vivir esta congoja/ y de ver como a Dios se recurría/ me pregunto si la raza humana/ seguirá los caminos de la vida/ o volverá a los caminos de la muerta.

    Gracias tocaya por tocar también el tema.
    Pero también démosle un descanso al lado oscuro, y ofrezcámosle algo un poco romántico, algo de un amor…

    Tony Mola

    Me gusta

  2. Gran reflexión. Creo que no cambiaremos, en las semanas siguientes, al final de la pandemia, seremos todo amor, comprensión, entendimiento y valoraremos, pero después todo pasará y la verdadera naturaleza humana volverá a asomar y todo será igual… hasta que nos volvamos a sentir amenazados.

    Me gusta

  3. n’ooooohmbre, Mabm, ni t’imaginas lo que sigue!
    Recuerdas aquél bicho de La Vaca Loca con ’el corte inglés’?
    Pues te comento que lo tengo de muy seguras fuentes de q’este virus de la tal ‘corona’ es la venganza de las reses por todos los rastros que nuestra afición a ser carnívoros deja chiquito cualquier, guerra, holocausto o, exterminio.
    Las chivas llevan ya años tramando esta conspiración con los cerditos que perdieron a sus lechones.
    De hecho, Mabm, cuando acabe todo esto las reses ya tienen preparado el último ataque contra nuestra llamada ‘humanidad’.
    Según las señales de humo, los corderos y las gallinas ya están preparando los primeros tomos de:
    Cocina fácil en 5 minutos:
    aprende a cocinar humanos.
    Los guisos no son para los animales de las granjas, sino más bien un incentivo para que las fieras las dejen en paz, en otra versión de Un Mundo Feliz con un mashup de La Granja.

    🥩
    Besos!

    Me gusta

  4. Preciosa entrada. No nos creemos que somos finitos, queremos comernos el mundo, pisar, avasallar,ser los primeros y al final llega un virus y pone el mundo patas arriba y te das cuenta que de nada sirve lo atesorado o el poder. Soy una persona positiva, pero creo que sólo el ser humano tropieza dos y más veces con la misma piedra. Ojalá aprendamos la lección y de una vez por todas seamos capaz de vivir en armonía hombre y naturaleza. ¡Qué dolor por tantas vidas que nos están dejando! Un abrazo

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s