Un día de estos ©by mabm


Querida… ¿vida? Lo siento. Siento hacerte de menos, pero es que, a veces, no sé cómo plantarte cara. Ignoro la manera de dejar de ir a rebufo tuyo. Tal vez debería ir más despacio, frenar en seco y del tirón, pasarte delante.

Querido… ¿mundo? Siento… En noches oscuras como esta en que me atormentan mis demonios no siento nada, solo vacío, y tengo ganas de que me comas cuando soy yo quien debería comerte a ti.

Pero es que hoy la vida duele, pesa, muerde… y el mundo no se detiene a esperar a que cicatricen las heridas, que se han abierto de nuevo. Y las ganas de llorar no ayudan, solo hacen echar sal en las heridas.

Y estas inmensas ganas de huir…

Un día de estos voy a desaparecer. Porque es agotador mantenerse fuerte todo el rato. Te cuestionas si rendirse es una la opción. Y otra vez estas ganas de salir (literalmente) corriendo son tan fuertes que la tierra, que en teoría debería sujetar mis pies, se vuelve arenas movedizas que no hacen más que alimentar mis ganas de escapar, de perderme, quizás para encontrarme.

Aunque en otras ocasiones es el alma la que pesa y duele, oscureciendo mi mirada como se oscurece un cielo de agosto, sediento y agónico, ante una tormenta de verano. Y las (son)risas le ceden el paso a las lágrimas.

Esto no es una carta de despedida, pero un día voy a desaparecer. Me iré lejos… de ti… de mí… Pero solo el tiempo suficiente para que la alegría desbanque a la tristeza. Hasta que aprenda a vivir sin miedo… Hasta que aprenda a quererte un poco menos y a quererme un poco más, hasta que pueda vivir con tantas ausencias y convivir con mis fantasmas…

Julio 2020

17 respuestas a “Un día de estos ©by mabm

    1. Bueno, tu tierra es uno de ellos. La he adaptado como refugio donde sanar el alma. Me muero por que sea seguro viajar y escaparme unos días allí. Pero 🤫🤫🤫🤫

      Le gusta a 1 persona

  1. Esto va ser cosa de las hormonas, una mierda de aminoácidos que se segrega en el hipotálamo y en otras casquerias por el estilo. La causa de nuestra infelicidad está en que esperamos demasiado de los demás y a veces incluso les pedimos lo que no tienen. Un imposible. Así que total para cuatro días, lo mejor es pasarlo bien con la propia imbecilidad. Un besazo.
    ¡Mierda ya sólo me quedan tres!

    Me gusta

  2. La poesía escribe nuestros sentimientos en palabras. Todos los días experimentamos nuevas impresiones, aventuras interesantes y reveses. Solo un poeta puede transmitirlos.
    atentamente

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s