La buena estrella ©by mabm


Imagen de Pinterest

Ruge la tierra, preñada de vástagos de quince. Funestos tambores de guerra martilleando entre bastidores presagian un futuro incierto y derraman su sangre post mortem. Padres de la gran patria, amortajad con vuestra bandera a vuestros hijos caídos.

Desfiles de máscaras sin parangón ocultan laureados seres sin rostros ni alma y enmascaran la inquina ponzoñosa que envenena el lento deshielo.

¿Qué será de todos a quien amamos cuando todo haya desaparecido entre las voraces fauces de pseudodioses que juegan a ser hombres? ¿Qué deidades serían tan genocidas de borrar una raza de la faz de la Tierra? Malnacida sea la mano que hará arder al mundo y maldito el fruto del vientre de aquellos que lo engendraron.

Olvídate ya, monstruo sin entrañas que desbarata las ajenas, de añejos días de gloria y de falsos profetas que traen de vuelta un pasado sin memoria. Olvídate de pueriles rencillas y viejas batallitas; olvidate de tus quince.

Vespertina luz del alba que engalana a los difuntos, muéstrame un lugar seguro bajo tierra. Deséame un futuro libre de pasado y un presente sin miedo al futuro. Augúrame primaveras de vida yaciendo sobre la verde hierba y otoños de amor sobre la hojarrasca. Que la alargada sombra de la hoz de la Parca siegue los interminables campos de malas hierbas y la buena estrella nos muestre el camino.

Mayo 2022

8 respuestas a “La buena estrella ©by mabm

  1. Tocayita, derramaste lagrimas en este escrito y lanzaste un aullido de esperanza. Lo único que me queda es transmitirte mi poema: UCRANIA NO SE RINDE.
    Esta guerra sádica y nefasta
    que mata y que remata
    las aspiraciones de un pueblo y sus fronteras
    las cuales ya no existen
    para el soberbio oso rey.

    Pero se levantarán los muertos
    de Kiev, de Crimea y otros tantos pueblos
    y sus cantos de esperanza  redoblarán esfuerzos
    y aunque a miles los osos aniquilen
    la historia lo dirá:
    Ucrania no se rinde, de Rusia no será.

       Tony Mola

    Este poema es como el gusano de seda, que sufre encapsulado en su metamorfosis, pero no se rinde y al final su tenacidad da frutos con el nacimiento de una bella mariposa.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s